carboxiterapia-facial-madrid

CARBOXITERAPIA FACIAL

¿Qué es?

La carboxiterapia es un procedimiento médico mínimamente invasivo y seguro, que consiste en la aplicación de dióxido de carbono medicinal a nivel subcutáneo e intradérmico mediante agujas finas.

La aplicación intradérmica de CO2 en la piel del rostro produce un estímulo de la microcirculación en la zona de aplicación y esto se traduce en un aumento de la llegada de nutrientes y agua, y en un aumento de la oxigenación de la piel tratada. Como respuesta, la piel se vuelve tersa, suave y luminosa. Además, la aplicación de CO2 parece que pudiera estimular la formación de sustancias antioxidantes, lo que contribuiría aún más al rejuvenecimiento.

Por otro lado, la aplicación de CO2 estimula a los fibroblastos y éstos aumentan la producción de colágeno y elastina. Esto produce un efecto de “relleno” y una mejoría de la elasticidad de la piel, lo que producirá una disminución de las arrugas y, además, un claro efecto tensor con una mejora visible de la flacidez del rostro. El resultado final de todo ello es que las patas de gallo y los surcos nasogenianos se atenúan, se remodelan los contornos faciales, la piel recupera su tersura y luminosidad, y el rostro aparece claramente rejuvenecido.

Tratamiento de Carboxiterapia

Este es un tratamiento muy apreciado por los hombres que buscan rejuvenecer y sentirse mejor con su aspecto externo “sin que se note”.

El número de sesiones necesarias variará dependiendo del estado inicial de la piel del paciente, de su edad y de su grado de fotoenvejecimiento. Sin embargo, suelen necesitarse entre 5 y 10 sesiones con una frecuencia de aplicación de dos o tres semanas entre cada una de ellas. Luego, con el paso del tiempo la piel seguirá envejeciendo, por lo que será necesaria una sesión de mantenimiento cada dos o tres meses para conservar intactos los resultados obtenidos.

PIDE YA TU CITA

VIP